.

Consejos para iniciar un buen año escolar

Consejos para iniciar un buen año escolar

El comienzo de las clases marca grandes desafíos y cambios, no sólo para quienes comienzan una nueva etapa, como el jardín infantil, la escuela básica o la media, sino también para aquellos que volverán a la misma escuela que dejaron en diciembre, donde se encontrarán con nuevos profesores y profesoras, nuevos compañeros y compañeras, nuevas tareas y nuevas preocupaciones.

Estas breves sugerencias podrán ayudar a las familias a enfrentar el año escolar con mayor seguridad y mejores resultados:

  • Antes de empezar las clases. Al momento de prepararse para el inicio, lo más importante que pueden hacer las familias es ayudar a sus hijos e hijas a organizarse. No solamente comprándoles los útiles, sino poniendo juntos los nombres a las cosas, preparando la mochila y –lo más fundamental- adecuando el espacio para trabajar y hacer las tareas en la casa. Ayuda a tu hijo e hija a pensar en una rutina de tareas para todo el año y a definir un horario diario en el cual estudiar o repasar lo aprendido.
  • Apoyar en las tareas. Los niños y niñas necesitan saber que sus padres consideran que las tareas escolares son importantes. Si saben que sus padres se interesan por sus deberes, se sentirán más motivados para cumplirlos y entregarlos a tiempo. Ayuda a tu hijo e hija a asumir la responsabilidad de las tareas escolares.
  • Mantenerse informado. Conocer los objetivos y principales contenidos del año escolar que se inicia permite a las familias apoyar a los niños y niñas en su aprendizaje. Averigua qué deberá aprender tu hijo e hija durante este año y asegúrate de que estos objetivos se vayan cumpliendo. Realiza actividades en el hogar para reforzar los aprendizajes.
  • Estimular sus esfuerzos. Alentar a los hijos e hijas por los esfuerzos que realizan durante el año y no concentrarse sólo en castigarlos por los malos resultados. Motivar y estimular, además de acompañar en los momentos en que las cosas parecen difíciles, valorando especialmente los esfuerzos, ayudará al niño y niña a sentirse más seguro y por tanto a tener una mejor autoestima.
  • Mantenerse comunicado con la escuela. Es importante conocer a las personas que están involucradas en la educación de sus hijos e hijas, asistir a las reuniones convocadas por la escuela y mantenerse en contacto con el profesor o profesora jefe durante todo el año. La escuela ofrece múltiples espacios para que los padres y apoderados colaboren en el aprendizaje de sus hijos e hijas. ¡Conócelos y participa!
  • Considérate un aliado del profesor o profesora. Tanto la familia como él o la docente quieren que su hijo e hija tenga éxito en su aprendizaje. Si los padres o apoderados no valoran a los profesores, le están dando una señal a sus hijos e hijas de que es posible no respetar a su profesor o profesora y dejará de preocuparse por su aprendizaje. Si el niño o niña presenta algún problema, aprovecha la entrevista con el o la docente para plantear en conjunto metas reales para el aprendizaje de tu hijo e hija.

 

La seguridad emocional y la estabilidad son las bases para la motivación de los niños y niñas y ayudan a que estén mejor predispuestos a aprender. Demuestra interés por lo que hacen en la escuela, pasa más tiempo con ellos, conversando y leyendo juntos. Tu interés, apoyo y amor son fundamentales para su aprendizaje.

¡Te deseamos un excelente año escolar 2016!

Equipo YoEstudio.cl

 

Fuente: Educar Chile